fbpx
Jose Ramón Pardo, en el Riquela Club de Santiago de Compostela.

José Ramón Pardo, director de Ramalama Music: “Creo que hemos hecho un trabajo muy completo para devolver a primer plano a un nombre como el de Andrés Dobarro”

Andrés Dobarro “fue el hombre que dio naturaleza a la música pop en gallego”, afirma contundente José Ramón Pardo. director del sello discográfico Ramalama Music.

Pardo y la hija de Dobarro, Andrea Lapique, han querido que Galicia –Santiago y Ferrol- sea el escenario de presentación de un disco que recupera la época en que Andrés grabó con el sello Belter (1972-75). Además de un álbum completo que Dobarro grabó tras su regreso de México “completamente hecho por él, a su gusto, y costeado también por él. De éste, hemos conseguido, gracias a la familia, recuperar 5 canciones a las que llamamos ‘perdidas’ y creemos que pueden llegar a ser 18”.

 El estudio dónde las grabó desapareció y no tenía sello discográfico. ”Pero siempre hay alguien que lo guarda. Lo acabaremos encontrando”, dice optimista.

“En Ramalama no hemos querido perder más tiempo y hemos lanzado un disco con todas las grabaciones de la época de Belter y las 5 canciones que hemos recuperado. Lo hemos hecho en doble formato, CD y vinilo. Además, adjuntamos un cancionero con las letras y las partituras de las cinco canciones ‘perdidas’. Creo que hemos hecho un trabajo muy completo para devolver a primer plano un nombre como el de Andrés Dobarro”.

Para Pardo, Andrés Dobarro, (Ferrol, A Coruña, 1 de octubre de 1947 – Madrid, 22 de diciembre de 1989), “demostró que se puede ser número uno en España en un idioma –el gallego- que entonces era muy minoritario y que incluso se consideraba un dialecto. Andrés, sin meterse en política ni hacer ninguna reivindicación, nos hizo a todos los españoles, que no éramos gallegos, cantar en gallego una, dos, tres o cuatro canciones igual que intentábamos cantar en inglés”.

Para este crítico musical y director de Ramalama, este éxito de Dobarro sería repetible, pero, para eso, “habría que buscar a alguien con el talento igual al de Andrés Dobarro, con la sensibilidad de Dobarro y con el esfuerzo que hizo por normalizar la lengua gallega”. A diferencia del cantautor ferrolano, había un movimiento político contemporáneo que empezó en Cataluña…Y también en Galicia con el sello discográfico Xistral que intentó normalizar el gallego pero a base de canción protesta, de canción política…

Dobarro no hizo referencia a nada de esto, “pero demostró que no hacía falta expresarlo para reivindicarlo. Eso sí, haciendo canciones que le gustan a la gente y, sobre todo, que las pudieran cantar.  La canción: El tren que me leva pola beira do Miño…Para los españoles es en un idioma absolutamente asimilado gracias a él, a los Tamara, también gracias a Juan Pardo y artistas como Ana Kiro. Creo que él fue la punta de lanza, lo más importante lo hizo Andrés Dobarro”.

NUEVO EMPUJÓN

José Ramón apunta alto: “creo que Andrés Dobarro, con este nuevo empujón, acabará teniendo la Medalla de Galicia, o la Medalla de las Bellas Artes o su día de las Letras Gallegas, que se merece. Los grandes autores gallegos que han triunfado en el mundo entero, lo hicieron, al principio, cantando en castellano. Él fue el hombre que al principio normalizó el gallego. Ahora hay mucha literatura gallega, muchos discos en gallego, pero nadie se hubiera atrevido a hacerlo sin la labor que hizo Dobarro. Que además demostró ser un poeta popular de altísimo nivel”.

Para José Ramón Pardo la gestión del éxito de Dobarro no estuvo en sus manos. “Era una época en la que los artistas no tenían capacidad para dirigir sus carreras. Firmaban un contrato y era la compañía de discos la que decidía qué canción se promocionaba y cuál no. Entonces, se enviaba a todas las emisoras para que la pusieran…”.

“Andrés empezó muy fuerte, pero las discográficas no querían que evolucionase. Querían que siguiera haciendo temas como El tren, Corpiño xeitoso y Pandereitada. No le permitían la evolución para hacer la fusión con arreglos más pop. Entonces, esa falta de entendimiento hizo que abandonara  una compañía muy potente como era RCA, una multinacional, pasándose a otra más pequeña, Belter. Y ahí comenzó a convertirse en un artista muy minoritario”, describe Pardo.

El nuevo disco, asegura el director de Ramalama, da una visión completa de la trayectoria de Andrés Dobarro, con sus canciones en gallego y en castellano.

‘Que lonxe fun’ o ‘Qué lejos fui’ es la mejor canción “de las nuevas” para Pardo.

En Santiago, su nieta, Lucía Ricón Lapique presentó un documental de su autoría con imágenes inéditas de su abuelo. Y, precisamente, apoyándose en un vídeo con esas imágenes gallegas marineras de su abuela y abuelo (Paula embarazada de su hijo Andrés y Andrés Dobarro) se acompañaba con la banda sonora de Que lonxe fun. Pardo conoce la intrahistoria de este tema. Dobarro reside en México en ese momento y “echa de menos Galicia, su tierra,  y se queja, se lamenta”.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada
2