fbpx

Los nichos de empleo están en atención sanitaria, limpieza industrial, gestión de llamadas, logística, educación, industria farmacéutica y empresas TIC

La Consellería de Empleo e Igualdad, acaba  de detectar que, en el marco de la crisis sanitaria, existen actividades que precisan de trabajadores especializados y en las que el mercado laboral se muestra más activo. Entre estos nichos de empleo, la Xunta ve oportunidades en áreas relacionadas con las nuevas tecnologías aplicadas a la sanidad, al comercio electrónico, a las cadenas de montaje industrial y a la ciberseguridad. La educación, la atención domiciliaria de la dependencia y la logística o la consultoría informática se consolidan también como nichos de empleo a pesar de la crisis sanitaria, que está repercutiendo de manera negativa en otros sectores de la economía gallega vinculados con el comercio, el turismo o la hostelería.

La situación de nueva normalidad hizo que una docena de sectores estén demandando perfiles de trabajadores e incrementaron en los últimos meses de año las cifras de afiliaciones a la Seguridad Social con respecto a 2019. Se trata de las actividades sanitarias, empleo público, educación, sector automovilístico, limpieza industrial y de edificios, actividades administrativas en la gestión de llamadas, Tics, dependencia, telecomunicaciones, servicios técnicos de ingeniería, logística y distribución y de la industria farmacéutica.

Algunas de estas actividades ya venían destacadas por su dinamismo en la Guía de ocupaciones con mejores perspectivas de empleo elaborada por la Consellería de Empleo e Igualdad, a través del Observatorio de Empleo, antes de la Covid-19. Como la atención a la salud, en la que ya se subrayaban las buenas perspectivas de empleo para médicos de familia, farmacéuticos y técnicos en emergencias sanitarias; ocupaciones cualificadas bien posicionadas en el mercado de trabajo gallego y que, por la influencia de la Covid, ven incrementada su presencia.

Los nuevos retos tecnológicos vinculados a la sanidad apuntan hacia futuras necesidades de técnicos data scientist (para orientar las decisiones a partir del análisis de enormes cantidades de datos) y desarrolladores de apps (dirigidas a la mejora de la atención a los pacientes).

EMPLEO PÚBLICO

La gran oferta de empleo público impulsada desde la Xunta está dinamizando también el mercado en este ámbito. Existe demanda creciente de profesionales ligados a la educación. El menor aforo en las aulas y la rotación de profesores exige de mayor número de docentes y mayor exigencia en el uso de innovaciones educativas.

Las afiliaciones en el último trimestre del año evidencian, por otra parte, un incremento de trabajadores en el sector del automóvil, sobre todo en la provincia de Pontevedra, donde se demandan para trabajos de ingeniería y ensamblaje en las líneas de producción. En este ámbito existen perfiles emergentes, como técnicos en robótica y en diagnóstico por imagen.

Tanto las actividades relacionadas con la limpieza, con los trabajos de recogida y eliminación de residuos y la desinfección se ven impulsadas, al igual que las actividades administrativas vinculadas a la gestión de llamadas por el estímulo del comercio en línea.

Tics, actividades de programación y consultoría informática encuentran también un hueco, animadas por el auge del teletrabajo y de la ciberseguridad. La provincia de A Coruña concentra en este caso un gran dinamismo con 2 de cada 3 nuevos empleos registrados en el sector que, por otra parte, sigue demandando perfiles emergentes en materia de big data, desarrolladores de aplicaciones de realidad virtual o traffic marketing product manager, cuya misión es generar tráfico web dentro de la gestión de un plan de medios digital.

Dependencia, servicios sociales relacionados con la atención en instituciones y a domicilio crean empleo. También las telecomunicaciones, los servicios técnicos de ingeniería y la logística y distribución, esta última muy vinculada con el estímulo del comercio en línea y el auge de las entregas de comidas a domicilio.

Existe otro grupo de actividades con una tímida evolución positiva en el actual escenario de crisis sanitaria como la industria farmacéutica, la industria química, la investigación y desarrollo, las actividades de seguros y la industria del papel.

ADAPTAR LA FORMACIÓN

El impacto de las nuevas tecnologías emergentes está modificando los requerimientos del mercado de trabajo por lo que, desde la Dirección General de Formación y Colocación, se está llevando a cabo un Estudio de tecnologías emergentes para la transformación del empleo. Se trata de conocer los nuevos perfiles para poder adelantarse a las necesidades formativas del futuro, tanto en competencias técnicas, como en las soft skills (competencias humanas como la creatividad, la gestión del tiempo, la colaboración o el pensamiento crítico).

La detección de las áreas emergentes de empleo vinculadas a los nuevos retos tecnológicos permitirá incidir en la formación de estos nuevos profesionales y contribuir, a medio y largo plazo, a la generación de empleo de calidad para los gallegos y gallegas y, en definitiva, al impulso económico de la Comunidad.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada