El secretario general de la Emigración, Antonio Rodríguez Miranda, junto a la directora de la Axencia Galega de Innovación (Gain), Patricia Argerey, el delegado de la Xunta en Pontevedra, Luis López Diéguez, y varios concejales de Sanxenxo visitaron las instalaciones de esta firma que acercar I+D+i a la comunidad gallega.

El gallego retornado propietario de Enercraft traslada su empresa a Galicia

El Secretario General de la Emigración, Antonio Rodríguez Miranda, acompañado de la directora de la Axencia Galega de Innovación (Gain), Patricia Argerey, el delegado de la Xunta en Pontevedra, Luis López Diéguez, y los concejales de Sanxenxo, Paula Martínez, Flavia Besada y Marcos Guisasola, visitaron las instalaciones de la firma Enercraf situada en el polígono de Nantes y dedicada a la fabricación de equipos de soporte energético (baterías de gran potencia) para aeronaves y que fue creada en Argentina por un gallego que retornó en 2020.

De este modo, y tal y como explicó el propio Alberto Jurjo, esta firma fue creada en Argentina, cuando, en colaboración con su socio, Eduardo Jorge Urquizú, en 2013, fueron conscientes de la importancia de que las aeronaves cuenten con una batería de emergencia en caso de quedarse sin energía en pleno vuelo. De este modo, Jurjo, ingeniero aeronáutico, y Urguizú, ingeniero electrónico, crearon esta firma que se hizo realidad en Canadá donde trabajaron hasta la llegada de la covid-19.

Fue en aquel entonces cuando decidieron trasladar la firma a Galicia, buscando una empresa auxiliar que aportase el personal necesario para la construcción de estas baterías de gran potencia que requieren trabajadores muy especializados, comenzando así su colaboración con Inelsa en el polígono de Nantes de Sanxenxo.

Antonio Rodríguez Miranda destacó la importancia de que gallegos emprendedores retornados pongan en marcha iniciativas como Enercraft, que acercan I+D+i a la comunidad gallega.

Para ayudarles en la instalación de su firma en Galicia, contaron con una ayuda de la Secretaría General de la Emigración de 7.000 euros, a través de la línea de ayudas a emprendedores retornados.

El secretario general de la Emigración destacó la importancia del ánimo empresarial de los gallegos retornados, “que apuestan por poner en marcha nuevas empresas, muchos de ellos, como en el caso de Alberto Jurjo, de alta cualificación profesional, que aportan nuestra tierra los contactos y conocimientos adquiridos, creando una iniciativa de gran valor añadido”.

NEGOCIO

La directora de la Axencia Galega de Innovación de la Xunta de Galicia, Patricia Argerey, aprovechó la visita a esta firma dedicada al sector aeroespacial para destacar la oportunidad que supone para el tejido empresarial gallego el Polo Aeroespacial de Galicia, que se encuentra actualmente en una etapa de consolidación en la que el Gobierno gallego ya tiene comprometidos 70 M€ para reforzar su huella industrial; la proyección internacional a través de la comercialización de nuevos productos y tecnologías innovadoras y la generación de empleo cualificado. En el período 2015-2020, 28 de los 50 agentes implicados en el Polo fueron pymes, con una facturación conjunta de más de 26 millones de euros.

Además, Argerey también recordó que hoy cierra la licitación para la selección de socios estratégicos y tecnológicos para desarrollar alrededor de 80 proyectos de I+D en la nueva etapa del Polo Aeroespacial de Galicia, de la que se espera que produzca un efecto tractor sobre 80 pymes gallegas y multiplicar así la capacidad tecnológica gallega.

Por su parte, Rodríguez Miranda recordó que, en el ámbito de la ayuda a los emprendedores retornados, continúa abierta la nueva línea de ayudas, que en 2021 cuenta con un presupuesto de 800.000 euros. El pasado año, se beneficiaron de la misma 94 emprendedores retornados.

Este programa de ayudas al emprendimiento de los retornados cuenta este año con una línea especial a causa de la covid-19, “ya que somos conscientes de las dificultades que supone emprender y más en un tiempo tan complejo cómo el que estamos viviendo con la actual pandemia”.

Las ayudas serán de 5.000 euros en el caso de la primera línea (aumentables en 1.000 si la beneficiaria es mujer y otros 2.000 se se ponen en marcha en un ayuntamiento rural) y de 3.000 en el caso de la segunda línea.

Esta línea de subvenciones tiene como fin favorecer el retorno a nuestra comunidad autónoma de los gallegos residentes en el exterior, de manera que puedan fijar su residencia e integrarse social y laboralmente en la sociedad, realizando en ella sus actividades empresariales y profesionales, favoreciendo así el desarrollo del tejido empresarial de Galicia.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada