Fragmento del cartel de la Jornada.

Nuestra Señora del Rocío, escenario de la I Jornada Mundial de los Abuelos y Personas Mayores en la diócesis de Tui-Vigo

Por primera vez en la historia, la Iglesia universal convoca la I Jornada Mundial de los Abuelos y Personas Mayores que en la diócesis de Tui-Vigo se celebrará en el templo parroquial de Nuestra Señora del Rocío con una eucaristía presidida por el obispo Luis Quinteiro Fiuza, el viernes 23 de julio, a las 20 horas.  La celebración será retransmitida en streaming a través del canal de YouTube de la diócesis.

La delegación de Pastoral Familiar de Tui-Vigo, a través de esta celebración, quiere reconocer la incansable labor de las personas mayores como vehículo de transmisión de la cultura y de la tradición en nuestra sociedad. Además, el acto busca crear puentes que unan a los mayores con los jóvenes porque, tal y como manifiesta el papa Francisco en su exhortación apostólica, Christus Vivit, “si caminamos juntos, jóvenes y ancia­nos, podremos estar bien arraigados en el presen­te, y desde aquí frecuentar el pasado y el futuro: frecuentar el pasado, para aprender de la historia y para sanar las heridas que a veces nos condicionan; frecuentar el futuro, para alimentar el entusiasmo, hacer germinar sueños, suscitar profecías, hacer flo­recer esperanzas.”.

El pasado 22 de junio, el papa Francisco publicó su mensaje para esta I Jornada Mundial de los Abuelos y Personas Mayores que se celebra cada año el cuarto domingo de julio, próximo a la fiesta litúrgica de santa Ana y san Joaquín, abuelos adoptivos de Jesús y padres de la virgen María, que la Iglesia conmemora el 26 de julio. El lema escogido para este año, «Yo estoy contigo todos los días», quiere expresar la cercanía de Dios en la vida de cada persona mayor. También, en su mensaje con motivo de la jornada, los obispos de la Subcomisión Episcopal para la Familia y la Defensa de la Vida de la Conferencia Episcopal Española han resaltado la figura de Jesucristo como el amigo que nunca falla, el que siempre está presente en nuestras vidas.

De este modo, la Iglesia universal manifiesta, por una parte, el agradecimiento a todas las personas mayores que, durante más de un año, se han visto afectadas por la pandemia, pero han mantenido la esperanza en medio de la adversidad; y, por otra, la importancia de este colectivo como fuente de sabiduría y experiencia para la sociedad actual, especialmente, de la comunidad eclesial de la que forman parte de pleno derecho.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada