Plan de ayudas para el sector del ocio nocturno

 La Xunta habilitará una partida de 4 M€ que destinará íntegramente a paliar los efectos de la crisis sanitaria y las restricciones sobre los negocios de ocio nocturno. Así se acordó hoy en una reunión con representantes del sector en la que también se avanzó en la progresiva desescalada y reapertura de sus negocios atendiendo a la evolución de los datos epidemiológicos.

Alfonso Rueda recordó que el ocio nocturno era lo que llevaba más tiempo sufriendo los efectos de la pandemia, “porque fueron los primeros que tuvieron que cerrar y son los últimos en abrir”, de ahí que la Xunta había decidido habilitar una partida específica para ellos. El sector pudo beneficiarse de los dos planes de rescate puestos en marcha por el Gobierno gallego, que viene de ampliar su presupuesto en 21 millones más, hasta superar en total los 180 millones. Con todo, el vicepresidente primero subrayó que precisaban de un “apoyo especial”, en relación a la nueva ayuda de 4 millones consensuada con el sector, que deberá decidir los criterios para su distribución.

En el encuentro mantenido entre el vicepresidente primero, Alfonso Rueda, y el conselleiro de Sanidad, Julio García Comesaña, y al que asistió también el director general de Emergencias e Interior, Santiago Villanueva, se barajaron las opciones que permitirán poner en marcha la desescalada con un plan piloto de reapertura del ocio nocturno, cuya reactivación será gradual, dinámica y reversible en función de la evolución de los contagios, la capacidad asistencial y la posible aparición de brotes a nivel local.

Como norma general, los locales que reabran al público en esas experiencias piloto aún por concretar se seleccionarán teniendo en cuenta el nivel de incidente epidemiológico de los ayuntamientos en los que se encuentran, y tendrán condiciones específicas en cuanto a su ocupación en consonancia con las restricciones que rigen a la hostelería gallega, las distancias interpersonales y el uso obligatorio de la mascarilla, así como el empleo de medidores de CO2 que garanticen la correcta ventilación de los locales.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada