Apresenta um conjunto de trabalhos artísticos, criados a partir dos incêndios florestais. ARCHIVO.

En el marco del Interreg
Primera base aérea transfronteriza con Portugal para la lucha contra los incendios

El vicepresidente primero y conselleiro de Presidencia, Justicia y Turismo, Alfonso Rueda, acompañado por el conselleiro del Medio Rural, José González, presidió hoy la presentación del proyecto Interlumes, que permitirá la puesta en funcionamiento de la primera base transfronteriza de medios aéreos para la lucha contra los fuegos forestales, con una inversión total que superará los nueve millones de euros.

Esta instalación se situará en Verín y permitirá dar una mejor y más adecuada respuesta al riesgo en una amplia área a ambos lados de la frontera entre España y Portugal, tanto por su localización como por sus posibilidades de acoger diferentes tipos de aeronaves especializadas.

Este proyecto se aprobó el pasado día 25 de marzo tras la reunión del comité de gestión del Poctep (programa Interreg VA España-Portugal), cuya coordinación en Galicia corresponde a la Vicepresidencia primera de la Xunta. La iniciativa tiene como beneficiario principal a la Consellería de Medio Rural a través de la Dirección General de Defensa del Monte, cuyo titular, Manuel Rodríguez, también participó en el acto, así como el director general de Relaciones Exteriores y con la Unión Europea, Jesús Gamallo. De este proyecto también forman parte el Gobierno portugués y otras instituciones gallegas y de Castilla y León y Extremadura, tales como los respectivos gobiernos autonómicos de ambas comunidades y las diputaciones de Zamora, Salamanca, Ourense y Pontevedra.

En este acto, el vicepresidente primero recordó que “el fuego no entiende de fronteras” y que los incendios que en los últimos años castigaron los recursos naturales de un área que cuenta con espacios protegidos obligaban a poner en marcha actuaciones “conjuntas y enérgicas” que se materializaron en el proyecto Interlumes, fruto de la colaboración entre distintas Administraciones de los dos países.

Alfonso Rueda subrayó que el plan de defensa contra los incendios en la frontera hispano-lusa es una prueba más del compromiso de la Xunta con la Eurorregión, como quedó demostrado recientemente en la presentación de los proyectos con los que el Gobierno gallego concurre a los fondos Next Generation, que incluyen once iniciativas, por un importe de casi 29 millones de euros, para impulsar y mejorar las comunicaciones entre Galicia y el norte de Portugal, tanto en el plano de las infraestructuras como en las relaciones económicas y en las iniciativas turísticas, especialmente las vinculadas al Camino de Santiago y al Xacobeo.

Por su parte, el conselleiro del Medio Rural destacó la magnitud de la iniciativa y la colaboración institucional que la hizo posible. En esta línea, trasladó que la construcción de esta base se traducirá en la agilización de la respuesta y en el aumento de la eficacia en la lucha contra los incendios que se registren en la frontera hispano-lusa. Además, redundará también en la mitigación de un problema que “ambos territorios conocen y combaten”, remarcó.

José González relacionó esta iniciativa directamente con la prevención, en la medida en que facilitará una anticipación a los fuegos y contar “con los medios necesarios para cada lugar y cada momento”. Asimismo, destacó que estas instalaciones aumentarán la resiliencia del territorio transfronterizo, reforzando la capacidad operativa de respuesta, avanzando en el estudio de un mando operativo único para la gestión conjunta, identificando con tiempo de sobra los riesgos de la zona, sensibilizando a la población y promoviendo la formación especializada. En este sentido, el conselleiro vinculó esta iniciativa con el futuro Centro integral para la lucha contra el fuego, que se situará también en la provincia ourensana, concretamente en el ayuntamiento de Toén, y que tendrá por objetivo centralizar en un mismo punto la formación del personal dedicado a la lucha contra los fuegos forestales. Así, será un centro permanente para la cooperación, la investigación y la formación continua del que podrán beneficiarse bomberos forestales procedentes de toda Europa y en el que se contará con los mayores especialistas en el comportamiento y análisis de los incendios.

En la misma línea, el titular de Medio Rural incidió en el hecho de que este proyecto se enmarca, en Galicia, con la visión que tiene la Xunta respecto de la prevención, tanto de carácter estructural -mediante la planificación y ordenación del territorio y la recuperación de la actividad agrícola y ganadera en tierras abandonadas- como vinculada a la protección de las aldeas -con el refuerzo de la limpieza en franjas perimetrales- y con la puesta en marcha de actividad agroganadera en ellas. Y mencionó, en este sentido, la aprobación -prevista para el próximo mes- de la Ley de recuperación de la tierra agraria de Galicia que, dijo, “dotará a nuestra comunidad de herramientas normativas para este mismo fin”.

Por último, el conselleiro insistió en poner en valor la “actitud, la profesionalidad y la increíble coordinación” de los profesionales que luchan contra el fuego y señaló que este proyecto Interlumes supone una mejora de recursos para un servicio “público, único y versátil”.

CARACTERÍSTICAS

Esta base se caracterizará por su adecuación a aeronaves especializadas en extinción, tanto aviones de carga en tierra como helicópteros e, incluso, aviones anfibios, por lo que estará dotada con distintos tipos de depósitos de carga en tierra.

La base, con categoría 2 de aeródromo, contará con una superficie de 23 hectáreas y estará dotada de una pista de 1.200 metros de longitud y 30 metros de ancho, con 15 metros a cada lado de superficie acondicionada. En cada extremo de la plataforma de rodadura se instalarán balizas luminosas y habrá un hangar con capacidad para seis avionetas de carga en tierra.

Asimismo, además de una construcción de unos 300 m2; con estancias individuales para la tripulación, la base estará dotada de tanques de combustible con una capacidad mínima de 40.000 litros. También contará con una motobomba para un caudal mínimo superior a 350 lts/min. Además, habrá equipos de extinción compuestos por tres depósitos de agua y una red de hidrantes (bocas de incendio).

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada