La conselleira de Medio Ambiente traslada que el manifiesto “es un documento abierto para que firmen todos aquellos que quieran hacerlo” y, sobre todo, “es un mensaje de colaboración y diálogo con el Gobierno central”.

10 autonomías contra la inclusión del lobo en el LESRPE

Galicia, Asturias, Cantabria y Castilla y León consiguieron hoy el apoyo de otras cinco comunidades autónomas -País Vasco, Aragón, Madrid, Murcia y Andalucía- y de la ciudad autónoma de Ceuta en la postura que defienden de paralizar la inclusión del lobo del Listado de especies silvestres en régimen de protección especial (Lesrpe).

La conselleira de Medio Ambiente, Territorio y Vivienda, Ángeles Vázquez, y sus homólogos de nueve autonomías más, mantuvieron este mediodía una reunión por videoconferencia a la que también se sumaron las organizaciones agrarias nacionales: la Asociación Agraria de Chicos Agricultores (Asaja), la Unión de Ganaderos y Agricultores Montañeses (UGAM-COAG) y la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA)

Previamente, la directora general de Patrimonio Natural, Belén do Campo, también conversó por videoconferencia con las asociaciones agrarias autonómicas: Uniones Agrarias (UUAA), el Sindicato Labrador Gallego (SLG) y la Asociación Agraria de Galicia (Asaga).

País Vasco, Aragón, Madrid, Murcia, Andalucía y Ceuta, además de las organizaciones agrarias nacionales y autonómicas, trasladaron durante la reunión su conformidad con la postura que defienden las regiones al norte del Duero para exigir al Ministerio para la Transición Ecológica que reflexione y pondere las consecuencias de incluir esta especie en el Lesrpe.

Unos argumentos recogidos en una carta abierta que será remitida al Ministerio y en la que las comunidades expresan su rechazo a la reducción del marco competencial y de actuación para gestionar la especie, tal y como llevan haciendo hasta ahora.

En ese sentido, solicitan respeto al trabajo técnico desarrollado durante años por los técnicos de las diferentes comunidades, con formación académica y experiencia en la gestión cotidiana de la especie; y defienden que los valores culturales, científicos o ecológicos del lobo, así como el objetivo de conservar la especie, son la piedra angular de los planes de gestión.

Las cuatro regiones al norte del Duero consideran positivo que el Gobierno de España conozca por fin la realidad de la gestión del lobo y rechazan su visión de apoyo, pues velar por los intereses del sector ganadero en las zonas loberas es incompatible con aceptar que la especie sea incluida en el Lesrpe y lamentan que dichos apoyos se hagan a cuenta de detraer fondos de otras medidas en una futura PAC, ya de por sí muy condicionada en sus presupuestos, y no precisan que el lobo cambie su estatus legal.

APOYO A LA GANADERÍA

Asimismo, recuerdan que las comunidades llevan años cargando en solitario con las derivadas sociales y económicas que implica la gestión del lobo, por lo que muestran nuevamente su apoyo incondicional a la ganadería extensiva y ecológica, fundamental en la economía de las zonas rurales, y que en las zonas loberas exige un modelo de coexistencia basado en las medidas que ya recogen los planes de gestión, con el objetivo de la reducción de los daños y la justa indemnización cuando estos se producen. En el manifiesto hacen una mención y reconocimiento al valor ecológico y cultural de la ganadería extensiva, jugando un papel clave en el mantenimiento de la biodiversidad y de determinados hábitats naturales.

Por otra parte, hacen un nuevo llamamiento al Ministerio para establecer un escenario de consenso y diálogo, que se inicie con el desestimiento de continuar con la tramitación de la inclusión del lobo en el Lesrpe, una postura de las comunidades que albergan la inmensa mayoría de los lobos de nuestro país y que el Gobierno conoce. El Ministerio –continúa la carta- no puede escudarse en dictámenes no vinculantes, ignorando cuál es el origen de este procedimiento, y forzando situaciones inéditas en órganos de coordinación entre el Estado y las comunidades autónomas donde el diálogo y el consenso habían sido las señas de identidad hasta la fecha.

Por último, proponen trabajar en la elaboración de una nueva Estrategia de conservación y gestión del lobo en España, partiendo de las lecciones aprendidas de la aplicación de la Estrategia de 2005, desde la plena lealtad institucional y con la participación de los representantes de los sectores interesados.

“Estamos dispuestos a gestionar el lobo ibérico, pero esta gestión siempre tiene que estar basada en el respeto al mundo rural, en la coexistencia y en la convivencia”, expresó Ángeles Vázquez tras la reunión. Además, trasladó que la carta “es un documento abierto para que firmen todos aquellos que quieran hacerlo” y, sobre todo, “es un mensaje de colaboración y diálogo con el Gobierno central”.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada