fbpx
José Antonio León Capitán, director de relaciones Institucionales y Comunicación España y Portugal, durante su exposición en Vigo.

Groupe PSA, el único fabricante en España que produce vehículos cien por cien eléctricos

“El coche electrificado tiene que ser atractivo y accesible”, manifestó el directivo de PSA, José Antonio León Capitán, en una presentación a los medios de comunicación del Grupo automovilístico.

“Vigo es la única factoría del Groupe PSA en el mundo que tiene dos plataformas modulares multi-energía, MT2. Es la base técnica sobre la que se construye el vehículo, ya que integra el chasis, el motor, la batería, la transmisión y la suspensión. Su carácter modular permite ofrecer diferentes opciones a los clientes. Pero para la planta de Vigo tiene una base muy importante. Con dicha plataforma, la línea de producción viguesa permite la producción de las versiones eléctricas y térmicas. Todas en la misma línea de producción: el Sistema 1 del Centro de Vigo. “Esto es muy importante para el presente y futuro de esta factoría viguesa”, recalcó el director de relaciones Institucionales y Comunicación España y Portugal, León Capitán.

La batería supone en la actualidad el 40% del coste del coche. PSA en Vigo ensambla baterías, cosa distinta a producirlas. La producción viguesa es de 80.000 baterías al año. Luego se envían a otras factorías españolas del grupo. “A partir de 2021 tenemos un proyecto para ensamblar baterías en la factoría de Zaragoza”, explica José Antonio León.

“Además –sigue León- tenemos otro proyecto para producir baterías. Hemos pensado en el Grupo que el hecho de que, en la actualidad, se produzcan baterías en Asia hace que parte del valor del coche que fabricamos se pierda. Se va fuera de Europa. El coste de la batería representa el 40% del coste del coche eléctrico. Si dejamos escapar ese valor fuera de Europa, perdemos una parte importante. Hemos llegado a un acuerdo con Total y hemos creado Automotive Cells Company (ACC), una empresa dedicada a la fabricación de baterías en Europa”.

VIGO PIONERA

La factoría viguesa comenzó en 1997 fabricando la versión electrificada de la C15. Luego vendrían el Citröen Berlingo y Peugeot Partner. En la actualidad el Peugeot 208. En total son más de 20.00 las unidades fabricada en Vigo. La plataforma modular multi-energía MT2 llegó en 2008. En la actualidad la producción en Vigo está en 150 vehículos diarios y supone cerca del 15% de la producción en este 2020. En el taller de baterías vigués se han invertido 7 millones de euros y se ha dotado de 4 equipos, siendo un total de 160 empleados. La producción son 80 baterías ensambladas al año, dice León Capitán.

PSA lleva años apostando por la estrategia de  electrificación y para ponerla al alcance de todos. El Groupe está empeñado en convertirla en una alternativa real de coste, uso y autonomía a la gama clásica de modelos diesel y gasolina. Este convencimiento es un empeño en reducir el CO2 que los lleva a buscar incluso coches alimentados con Nitrógeno. El grupo ha diseñado modelos cien por cien eléctricos con autonomías de hasta 300 kilómetros así como modelos híbridos enchufables con autonomías de 60 kilómetros en modo eléctrico.

PSA tiene 4 marcas (Peugeot, Citroën, DS, Opel y Vauxhall) con un total de 15 modelos en el mercado. Los objetivos para 2021 son 22 modelos electrificados, de los cuales 12 serán totalmente eléctricos y 10 híbridos enchufables.

“El objetivo en 2025 –señala el directivo de PSA- será que el cien por cien de la gama tendrá versiones cien por cien electrificadas o híbridos enchufables”. Para ese año todos los turismos y vehículos comerciales del grupo tendrán una variante electrificada, y esta apuesta por la movilidad eléctrica vendrá acompañada por una nueva plataforma modular llamada eVMP, diseñada específicamente para coches eléctricos, que servirá como base a los próximos modelos eléctricos del grupo francés.

La nueva plataforma modular, denominada eVMP (por ‘Electric Vehicle Modular Platform’), una arquitectura que marcará la transición de las actuales plataformas multi-energía a dos plataformas diseñadas específicamente para modelos electrificados. La nueva plataforma eVMP se empezará a utilizar a partir de 2023 y servirá de base para una amplia gama de vehículos eléctricos de los segmentos C y D, es decir, coches compactos y medianos entre los que se incluirán SUV y berlinas.

Según los primeros datos anunciados por el grupo francés, la nueva plataforma eVMP permitirá diseñar coches eléctricos de hasta 650 km de autonomía WLTP, dependiendo del tamaño del coche y la batería. Esto será posible, entre otras cosas, gracias a una capacidad de almacenamiento de 50 kWh por cada metro disponible entre la distancia entre ejes para ubicar la batería (téngase en cuenta que el espacio disponible para la batería siempre será menor que la distancia total entre ejes).

PSA posee la plataforma eVMP que puede alojar baterías entre 60 y 100 kWh de capacidad, y permitirá optimizar el diseño y la disposición de los componentes, y con ello la eficiencia de todo el sistema eléctrico. Dice PSA que el diseño ha sido estudiado para conseguir las máximas sinergias con los medios ya existentes en sus plantas para limitar nuevas inversiones. Dependiendo del mercado, esta plataforma también servirá como base para coches híbridos.

Hasta ahora el Groupe PSA tenía dos plataformas modulares multi-energía como base para sus coches electrificados, denominadas CMP y EMP2, pero ninguna de ellas se diseñó específicamente para coches eléctricos, sino que servían tanto para versiones de combustión como electrificadas.

La primera de ellas está diseñada para coches pequeños y medianos, y su variante e-CMP se emplea en modelos completamente eléctricos, como el Peugeot e-208 o el Opel Corsa-e. Por su parte, la EMP2 se utiliza en modelos medianos y grandes y sirve como base para los híbridos enchufables del grupo, como el Peugeot 508 Hybrid, el DS7 Crossback E-Tense 4×4 o el Opel Grandland X PHEV, por ejemplo.

“El coche eléctrico no está reñido con la pasión por conducir”, manifiesta León. Es más, el Groupe no hace coches eléctricos aburridos. “Mantenemos el diseño de nuestros modelos de éxito. El cliente, entonces, decide qué versión quiere: diesel, gasolina, eléctrica o híbrida. Es decir, opta por un tipo de motorización sin renunciar al modelo ni al diseño”, explica.

“Si el mercado tira más del coche eléctrico, vamos a producir más coches electrificados. Esto hace que la fábrica no dependa tanto del número de coches que se venden”, dice oteando el futuro José Antonio León.

Y añade: “España tiene un papel fundamental en la electrificación. PSA apuesta por España. Somos el único fabricante que produce vehículos cien por cien eléctricos”.  Concretamente, el Opel Corsa-e, en Zaragoza; el Peugeot e-208, en Vigo y el C4 (todavía no fabricado en serie), en Madrid.

En otro sentido, León Capitán valora la participación del Groupe PSA en la “competición deportiva ya que desarrolla la tecnología que se va poco a poco adoptando en los vehículos”

COSTE

El grupo francés quiere hacer llegar a los clientes que el coche eléctrico es accesible y que puede ser muy atractivo. “Ya no es como cuando se decía que un eléctrico era una lavadora con ruedas”, bromea León.

La idea de que el coste de la propiedad del vehículo es cara hay que romperla, dice el director de relaciones Institucionales y Comunicación España y Portugal, José Antonio León Capitán.

“Efectivamente el precio es mayor. Pero no hay que tener en cuenta el precio de adquisición del vehículo”. Existen las ayudas del plan Moves. Por otra parte, el coste de mantenimiento y reparaciones es entre un 30-35% menor que el coste de un coche térmico. También el coste de la energía es muy inferior, entre el 70 y 80% más barato de lo que consume un modelo térmico. Además están otras ventajas de la etiqueta 0: no pagan parking en la calle, reducción en peajes, recargas en lugares públicos o comerciales…).

“El cliente, que no tenga en cuenta solo el precio  inicial de compra, sino que valore bien que durante el uso del vehículo va a tener un coste de mantenimiento que hace más atractiva la versión eléctrica”.

Por otra parte, con visión de futuro, hay que reparar en que a partir de 2023 los municipios con más de 50.000 habitantes incorporarán restricciones al tráfico. Y se incrementará el impuesto por contaminación que hará que los vehículos cambien de tramo según sus emisiones de CO2.

En definitiva, los eléctricos no pagan impuesto de circulación, aparcamiento gratuito y sin límite de tiempo y pueden cargar en aparcamientos públicos.

Por otra parte, PSA impulsa formas para alquiler de vehículos eléctricos por horas, como Carsharing, que cuenta con 265.000 clientes, o el Rent, por días, que alcanzó ya los 300.000 clientes y 20.000 coches, o el Lease, alquiler por un año o más.

León Capitán arremete también contra el mito de la autonomía del coche eléctrico.  Un cliente medio en España y Europa hace una media de 45 kilómetros al día. Además la forma de conducir  eficiente y serena aporta un 15% más de autonomía.

Lo que impacta, sintetizando, sobre la batería de un vehículo eléctrico es la velocidad, la topografía, el equipamiento de confort y el estilo de conducción.

La etiqueta 0 significa que el vehículo electrificado tiene cero emisiones, cero ruidos, cero olores, cero cambios de marcha, cero vibraciones y el par motor (el momento de fuerza que ejerce un motor sobre el eje de transmisión de potencia o, dicho de otro modo, la tendencia de una fuerza para girar un objeto alrededor de un eje, punto de apoyo, o de pivote).

“Los clientes valoran cada vez más estas ventajas de la etiqueta cero, y también lo agradece el entorno. Todo es más cómodo y agradable”, formula León.

Otro atractivo son los servicios conectados que hace más práctico el uso de estos vehículos. PSA dispone en sus e-vehículos el ‘Charge my car’ que permite preparar un viaje buscando puntos de recarga, reservando previamente esos puntos para utilizarlos. Mobility para conocer la autonomía del vehículo. Otro es e-Remote que indica la carga de la batería del vehículo y sirve para ‘precalentar’ el coche ahorrando energía y encontrándolo dispuesto para utilizar.

José Antonio León Capitán concluye que en “el Groupe PSA estamos preparados para liderar la electromovilidad. Por otro lado, la sociedad reclama la reducción de emisiones. ¿Qué nos falta? Una necesaria ayuda del sector público a través de incentivos a la compra del vehículo, plataformas de carga e infraestructuras”.

El directivo del Grupo francés se queja de que  el plan Moves, que fue muy bien acogido por el sector, “todavía hoy alguna autonomía no lo ha puesto en marcha…”.  Y destaca una gran desinformación: “La gente no ha percibido que el plan de incentivos está en marcha y esto es un atractivo para la compra”. 

“España –añade- es uno de los países europeos con menos puntos de recarga por habitante”, señala el directivo.  

Ya se ve que hay todavía un enorme trabajo que hacer para convertirnos en un e-país.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada
1