Ana Alves en la Casa do Vinho de Valpaços.

Ana Alves, enóloga de la Comisión de Viticultura de Trás-os-Montes: “El futuro pasa por apostar por la gama de vinos espumosos”

Habla muy rápido. Se lo sabe todo sobre vinos, especialmente de Trás-os-Montes. No necesita reflexionar, porque lo tiene todo muy asumido. DL-G la entrevista después de una cata para periodistas y bloggers en la Casa do Vinho de Valpaços, distrito de Vila Real. Es un placer escucharla por su voz, desenvoltura y belleza.

De entrada, destaca que la Denominación de Origen –aunque allí se habla más de Región- de Trás-os-Montes “es muy amplia”.  Abarca desde Montealegre hasta el Planalto mirandês. “En este espacio se fueron diferenciando tres zonas específicas, con características propias edafo-climáticas y geográficas que permiten producir vinos de calidad superior”. Son las de Chaves (que incluye el municipio de Vilapouca de Aguiar), Valpaços (Mirandela, Macedo de Cavaleiros, Bragança,  Murça y alguna zona de Vilaflor). Además está el Planalto mirandês… “Estamos hablando de una Región que abarca 21 concelhos, algunos solamente con algunas parroquias. Es una región muy extensa con más de 10 mil hectáreas de viñedo en toda la DO Trás-os-Montes”, dice Ana Alves.

Ana Alves en la Casa do Vinho de Valpaços.

Trás-os-Montes produce esencialmente vino tinto en un 70%, y el otro 30% es de blanco. “Tenemos condiciones de altitud, clima, castas autóctonas que nos permiten producir vinos de excelencia.  Ya tenemos unos blancos en el mercado de categoría y calidad superior. Aunque los tintos son de mayor producción en la Región”, explica.

La DO de Trás-os-Montes puede presumir de tener 32 castas autóctonas de producción de vino.

La sede de la Comisión de Viticultura de Trás-os-Montes se encuentra en Valpaços, en la Casa do Vinho.  “Valpaços reúne características muy específicas que permiten la producción de vino de calidad. En cuanto a agentes económicos en la Comisión de Viticultura de la  DO hay 117 de los cuales 32, entre productores, bodegueros y distribuidores, son de Valpaços. Esto confirma que Valpaços tiene características específicas para la producción de vinos de calidad superior”, apostilla la enóloga.

EXPORTACIÓN.

La Región exporta –precisa Ana Alves- el 20% de lo que se produce en su viñedo. Los principales destinos son Brasil, Canadá, EEUU, algún porcentaje también en China y Angola. En Europa, los vinos transmontanos llegan a Francia, Alemania e Inglaterra.

En la comparativa con otras regiones vitivinícolas lusas, como Douro, Alentejo…,”Trás-os-Montes es una DO joven. Sin embargo, hay mucha tradición en el cultivo del vino. Prueba de ello –expone la enóloga- son los lagares rupestres excavados en roca de la época romana o pre-romana. Además tenemos mucha viña vieja tanto en Valpaços como en la Región. Esto es reflejo de que existía una producción de vino desde hace mucho tiempo”.

Alves reconoce que hubo un parón hace unos años. Pero “a partir de 1999 comenzaron a surgir nuevos productores” junto con los que se habían mantenido. Y estos, a día de hoy, obtienen premios en catas y publicaciones en revistas especializadas que son reflejo de su buen hacer.

“En el futuro, el camino será este, mantener la calidad en los vinos que ya tenemos, apostar más por los blancos, por las castas autóctonas y por las viñas viejas”, opina Alves.

DO Trás-os-Montes, reconoce Ana, tiene una producción todavía muy pequeña. “Somos una Región que certifica 3 millones de botellas al año. Esto es poco para un Región. Pero tenemos un potencial gigantesco para producir vinos diferenciados y de calidad superior”.

El afán de la organización ahora está en que, bajo la marca paraguas de Trás-os-Montes, se agrupen todas las marcas para ser más eficaces en el mercado. “Esto es extremadamente importante. En este momento tenemos más de 100 marcas. Son muchas y de cualidades diferentes, muy buenas. Pero tenemos que unirnos más para llegar más lejos con la marca”.

Alves tiene claro que esta DO nunca será una región de grandes cantidades de vino, pero sí de pequeñas producciones de una gran calidad. “Este es el posicionamiento que queremos adoptar, producir vinos de calidad, de autor…Vinos de pequeñas cantidades, lotes de viñas viejas…de castas autóctonas y de diferente posicionamiento en el mercado”.

Esta experta, además, cree que el futuro de la Región pasa, entre otras cosas, por la producción de espumosos. En la actualidad solo hay uno certificado que es el elaborado por la Adega Cooperativa de Valpaços. Alves subraya las excelentes condiciones geográficas y edafo-climáticas para los espumosos. “El hecho es que tenemos un potencial enorme para hacer vinos espumosos muy buenos. Creo que el trabajo va por aquí. Intentar apostar en la gama de espumosos y apostar por los vinos de calidad que ya se están haciendo aquí”.

Y sintetiza más esta joven dedicada al mundo del vino. “En el futuro, el camino será este, mantener la calidad en los vinos que ya tenemos, apostar más por los blancos, por las castas autóctonas y por las viñas viejas. Estos son, a mi juicio, los valores que la Región nos aporta y debemos aprovechar”.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada