El proyecto conocido como 'Peiraos do Solpor' consta de tres fases bien diferenciadas, en las que se contemplan diversas acciones que se llevarán a cabo también en dos zonas distintas del Puerto de Vigo: la dársena de A Laxe y la Terminal Ro-Ro de Bouzas.

La Asociación Internacional de Puertos seleccionó el de Vigo como uno de los tres mejores del mundo en el campo de la integración puerto-ciudad

Una vez concluida la primera fase del proyecto ‘Peiraos do Solpor’ -incluido en la estrategia Blue Growth liderada por la Autoridad Portuaria de Vigo-, la institución olívica lanza su segunda fase, conocida como “Puertos Vivos”, que aspira a obtener financiación europea.

‘Peiraos do Solpor’ es un proyecto pionero a nivel mundial, diseñado para mejorar la integración de los puertos con su entorno costero, potenciando el incremento de la biodiversidad en las infraestructuras portuarias y disminuyendo su impacto ambiental.

Las actuaciones previstas en cada una de sus fases -un total de tres- van encaminadas a compatibilizar las actividades portuarias e industriales con el adecuado estado ecológico del intermareal (=situado entre los límites de la bajamar y la pleamar).

El presupuesto total del proyecto asciende a 3.117.618 de euros, de los que se pretende conseguir financiación europea para un total de 2.484.293 de euros.

PARTICIPANTES

El proyecto cuenta con la participación de la empresa israelita Econcrete -especialistas en proyectos ecológicos a nivel mundial-; el astillero vigués de Cardama; la Technical University of Denmark; la Universidad de Vigo y la propia Autoridad Portuaria.

La empresa Econcrete es la encargada de la coordinación del proyecto, así como del diseño y fabricación de diversos arrecifes artificiales que se instalarán en la escollera de Bouzas en la tercera fase del mismo.

Por su parte, el astillero de Cardama realizará el diseño y construcción de un observatorio submarino -previsto en la fase 2 del proyecto y que se ubicará en la dársena de A Laxe, frente al edificio de Portocultura-, mientras que la Technical University of Denmark realizará el seguimiento y análisis de los resultados ecológicos obtenidos.  

La Autoridad Portuaria de Vigo será la encargada de dirigir todas las actuaciones que se realizarán en el Puerto, establecerá los requerimientos técnicos, gestionará los permisos pertinentes y actuará de intermediario con Puertos del Estado y otras administraciones permitiendo, de este modo, evaluar el impacto y el potencial crecimiento de estas tecnologías en los puertos europeos.

El proyecto conocido como ‘Peiraos do Solpor’ consta de tres fases bien diferenciadas, en las que se contemplan diversas acciones que se llevarán a cabo también en dos zonas distintas del Puerto de Vigo: la dársena de A Laxe y la Terminal Ro-Ro de Bouzas.

La Universidad de Vigo participa activamente en todas las fases del proyecto, ofreciendo las garantías científicas pertinentes y estudiando, al mismo tiempo, el impacto positivo de todas las actuaciones en el ecosistema del Puerto de Vigo y de su Ría, además de participar en el diseño de las distintas actuaciones que se van a desarrollar en el proyecto integral de “Peiraos do Solpor”.

1ª fase: dársena de A Laxe (pantalán de Prácticos)

La primera fase del proyecto, ya concluida, se ha llevado a cabo en la dársena de A Laxe, concretamente en el pantalán de Prácticos -ubicado en la entrada del Muelle de Trasatlánticos-, donde, en marzo del pasado año, se colocaron unas primeras estructuras o arrecifes submarinos. Se trata de una serie de cuerdas y estructuras innovadoras que conforman un jardín submarino, donde las algas se puedan adherir y, además, sirve de lugar de cría de peces y otros animales. Desde entonces, la Universidad de Vigo ha monitorizado el crecimiento biológico de la zona.

2ª fase: dársena de A Laxe (frente al edificio de Portocultura)

La segunda fase, que está a punto de arrancar, se llevará a cabo en la misma dársena de A Laxe pero, en esta ocasión, frente al edificio de Portocultura. En este espacio se instalará un observatorio submarino, desde donde se podrán observar varios paneles verticales diseñados para la colonización de fauna y flora (310 m2), así como cinco arrecifes artificiales que, actualmente, está diseñando la empresa Econcrete. La actuación se completará con cuatro pantalanes flotantes y dos pasarelas de acceso. El diseño se realizará a medida para optimizar la visibilidad del ecosistema y su relación con las infraestructuras portuarias.

3ª fase: Terminal Ro-Ro (escollera de Bouzas)

Por último y, en tercer lugar, la última fase del proyecto se desarrollará en la escollera de la Terminal Ro-Ro de Bouzas (se adjuntan recreaciones), donde se instalarán un total de 50 arrecifes artificiales y 50 piscinas también artificiales que simulan pequeños ecosistemas, además de una zona de paseo para el disfrute de los vigueses. Las estructuras previstas han sido diseñadas por la empresa Econcrete para facilitar la colonización de la fauna marina.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada