La iglesia Matriz de Vila Flor es esencialmente barroca, dedicada a san Bartolomé, fue edificada en sustitución de una anterior, que en 1708 fue demolida.

Vila Flor puede presumir de una majestuosa iglesia matriz dedicada a san Bartolomé

Más notable por su grandeza, este majestuoso templo fue construido en el siglo XIX – XVIII, en sustitución de la iglesia anterior que se derrumbó el 31 de enero de 1700. La antigua iglesia usaba la mayoría de sus piedras ornamentadas. Vale la pena señalar las esferas armilares manuelinas y las esferas en las puertas laterales.

La fachada frontal es de estilo colonial y la decoración está muy al gusto de los cantoneiros Minho del siglo XVIII. Esta iglesia barroca tiene 15,2 metros de altura, 14 metros de ancho y 42,2 metros de largo.

Tiene dos torres de 24,6 metros de altura. En el interior, posee seis altares, tres de los cuales tienen retablos dorados, dos de ellos (altares laterales) son valiosas obras de arte, realizadas en Braga y delante de los originales retablos cuyas pinturas se pueden ver pasando por una pequeña portezuela y son más antiguas que la Iglesia misma (siglo XVII). El altar mayor, más moderno, de finales de siglo. XVIII (1787), tiene un hermoso panel del pintor vilaflorense Manuel de Moura.

En su interior sobresale la Capilla de la Señora de la Piedad, donde están sepultados los Condes de Sampaio -donatarios de Vila Flor después de D. João I– con el respectivo escudo.


Igreja Matriz de S. Bartolomeu

Destacada sobretudo pela sua grandiosidade, este “templo majestoso” foi construído no séc. XVIII, em substituição da igreja anterior que desabara em 31 de Janeiro de 1700. Da igreja velha foram aproveitadas a maior parte das suas pedras ornamentadas. É de notar os cordames e esferas armilares manuelinas, nas portas laterais. A fachada frontal é de estilo colonial e a decoração muito ao gosto dos cantoneiros minhotos do século XVIII. Esta igreja barroca tem de altura exterior 15,2 metros, 14 metros de largura e 42,2 metros de comprimento. Possui duas torres com 24,6 metros de altura. Possui seis altares, três dos quais com retábulos de talha dourada, sendo dois deles (altares colaterais) preciosas obras de arte, mais antigos que a própria Igreja (século XVII). O altar-mor, mais moderno, dos finais do séc. XVIII (1787), possui um belo painel do pintor Vilaflorense Manuel de Moura.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada