El director general de Ganadería, Agricultura e Industrias Agroalimentarias se reunió hoy en Ribadeo con la directora general de Desarrollo Rural del Principado para abordar este asunto.

Galicia y Asturias refuerzan su colaboración frente a la polilla guatemalteca de la patata en ambas comunidades

El director general de Ganadería, Agricultura e Industrias Agroalimentarias, José Balseiros, se reunió hoy en Ribadeo con la directora general de Desarrollo Rural de Asturias, Begoña López, para reforzar la coordinación entre Galicia y el Principado en la lucha frente a la polilla guatemalteca de la patata.

Esta reunión de trabajo, en la que también participaron técnicos de ambos departamentos, tuvo carácter preparatorio del encuentro previsto próximamente entre estas dos comunidades autónomas y responsables del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, que supervisa estas labores en el conjunto de España.

La reunión de hoy sirvió para evaluar la situación del organismo de cuarentena a ambos lados del Eo, con vistas al posible levantamiento de la prohibición de plantar tubérculos en determinadas zonas de Asturias y Galicia, teniendo en cuenta el cumplimiento de los requisitos establecidos por la normativa de aplicación, en particular el hecho de no registrarse la presencia del insecto durante un período de dos años desde la última captura.

Ambos directores destacaron la coordinación existente en el desarrollo de estas tareas y pusieron de manifiesto, de nuevo, la importancia de la colaboración de todos los interesados con los poderes públicos para hacer frente a la polilla. De hecho, en el caso de Galicia las medidas de control propiciaron en estos días la detección de casos de tubérculos afectados por la polilla en almacenes de autoconsumo en tres parroquias de los municipios coruñeses de A Laracha y Carballo, lo que obligó a reforzar en estas zonas las actuaciones de erradicación y control, actualmente en marcha.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada